sábado, 11 de diciembre de 2010

Dominaciones

(Segunda Jerarquía)
Los ángeles cantan alabanzas de su Señor y piden perdón para los que están en la Tierra.EL CORÁN, XLII: 5

Las Dominaciones ofrecen a la humanidad la cualidad de la misericordia. Nos ayudan a reconciliar nuestro pasado y a encontrar el perdón en nuestros corazones. También nos traen el don de la sabiduría, capacitándonos para vivir en un estado de gracia. Nos ayudan a estar más plenamente en el presente, liberando la pesada energía de recriminaciones pasadas, que pueden pesar grandemente en nuestros espíritus y detener nuestra fuerza creativa.Las Dominaciones son ángeles de gran luz y sensibilidad. Saben que a menudo, para la mayoría de nosotros, el perdón es una de las cosas más difíciles de pedimos. Cuando ha habido un gran sufrimiento, a veces durante generaciones, el odio y el dolor están enraizados en nosotros. Estos espíritus divinos nos incitan delicadamente, una y otra vez, a soltar el yugo de nuestra negatividad. Alivian amorosamente el peso de nuestro sufrimiento y hacen que nos sea posible abandonar el pasado y vivir más plenamente en el momento.Son los ángeles que se encuentran entre el limite de lo finito con lo infinito. Rigen dominios de conciencia expandida.
El superior directo de las Dominaciones es el Arcángel Rafael. Trabajan con el rayo verde; son sanadores e integradores en los niveles físico, emocional y mental. Transmiten técnicas y conocimientos necesarios para la sanación, ya sea para los humanos como para el planeta y todos sus reinos (mineral, vegetal, animal).
Son ángeles que protegen los hospitales, los trabajos de yoga y meditación. Son seres celestiales que gobiernan las actividades de todos los grupos angélicos inferiores a ellos. Manifiestan la sanación, la verdad, la concentración, la consagración y fundamentalmente la perfección.
Se los llama también los enjoyados, los médicos del cielo; sus ropajes son blancos o verdes con piedras preciosas, y sus alas son de color tiza.
Estos ángeles exaltan la belleza, la educación, la música, el arte, la sabiduría, el amor. Esencia para el hombre: Transmutan todo lo bueno para nosotros. La armonía y el bienestar corporal. La apertura del camino al Árbol de la Vida. La sanación del alma y su reflejo en el cuerpo físico. Operatorias angélicas básicas.

Share/Bookmark

Taller Angeología y Mandalas